Tarjetas de visita

Tarjetas de visita personalizadas

Darse a conocer y que la gente sepa quién eres. Ese debe ser el pilar de cualquier empresa que quiera triunfar en su sector. Y para que te reconozcan, no hay nada mejor que empezar con las tarjetas de visita personalizadas.

Son una forma elegante de que tus clientes potenciales sepan de tu existencia. Las tarjetas de visita proporcionan cierto status y alzan a tu negocio como una empresa seria y de calidad. Porque aunque vivimos en la era de la tecnología y de la visibilidad online, también es fundamental tener un reconocimiento offline.

 A lo largo de tu carrera y de tu vida, vas a conocer a muchas personas, ya sea en reuniones, fiestas, congresos o en cualquier ocasión. Por ello es necesario llevar siempre a mano tarjetas de presentación para dar a conocer tu negocio.

Pero si la tarjeta de visita es lo primero que ven de ti, ¿ésta no debería ser un buen reflejo de tu empresa? Pues rotundamente sí. No hay segundas oportunidades, y la primera impresión es la que más cuenta. Por eso no puedes dejar que tus tarjetas de presentación sean del montón y acaben guardadas en el fondo de una cartera sin que se sepa nunca más de ellas. Por eso personalizar tus tarjeras de visita es tan importante y fundamental.  Deben ser originales y de muy buena calidad por que cómo dicen muchos ¡Una imagen vale más que mil palabras! Con Printum podrás diseñar tus tarjetas de visita online como más te guste gracias a nuestras plantillas, donde te explicamos paso a paso como crearlas. O si no, puedes contratar nuestro servicio de diseño y nosotros te haremos dos diseños diferentes, originales y basados en tu empresa para que elijas el que más te guste.

 Pero aunque el diseño es fundamental, también tienes que tienes que poner en las tarjetas. En Printum tenemos una serie de pautas para hacer tarjetas de visita llamativas, únicas y de calidad.

 

Imprimir tarjetas baratas

Lo primero, es saber qué se quiere transmitir con tu tarjeta personal personalizada. Puedes querer que tu tarjeta llame la atención por sus colores o que tenga una imagen divertida y llamativa. O puedes preferir que sean tarjetas más sobrias, más acorde con trabajos que requieren una buena presencia. Todo eso tienes que tenerlo muy claro en tu cabeza para luego poder plasmarlo en el diseño.

 Después de decidir qué es lo que quieres transmitir, es necesario escoger qué datos quieres mostrar en la tarjeta. Muchas personas deciden poner todos los datos de su empresa, lo que resulta innecesario y hace que la tarjeta se vea “sucia”, con demasiados datos. Otros pecan de carencia de datos, ya que se conforman con poner un nombre y un teléfono. Lo ideal es poner los siguientes datos de ti o de tu empresa:

  •          Logotipo o nombre
  •          Tu nombre y apellido
  •          Teléfono y email de contacto

 Ni mucho ni poco. Datos concisos que ayuden a tus clientes potenciales a localizarte sin problemas.

Tras esto, hay que entrar de lleno en el diseño es sí. Hay que tener cuidado con varias cosas, la tipografía de la letra, los colores, las imágenes, etc. Lo ideal es que tus tarjetas tengan un diseño sencillo pero llamativo. Con esto queremos decir que deben ser sencillas de leer. No pueden estar los datos de tu empresa y el diseño enmarañado, si no que a primera vista se debe poder leer los datos sin dificultad. Y de ahí, que la tipografía deba ser clara. No te excedas tampoco al poner imágenes. Que en tu tarjeta esté tu logo es algo lógico. O que haya una pequeña imagen que represente tu campo de actuación, igual. Pero no es recomendable poner tantas imágenes que sobrecargue la tarjeta en sí. Hay que encontrar el equilibrio.

 Y solo hay una última cosa que tienes que tener en cuenta a la hora de diseñar tarjetas de visita online. Las caras de la tarjeta. Puedes optar por personalizar tarjeta de visita solo por una cara. Es decir, poner todos los datos en una de las caras y la cara trasera dejarla en blanco. O puedes jugar con la personalización de ambas caras y sacarle mayor partido a tus tarjetas personales.

Y no te quedes solo en las tarjetas, ¡puedes personalizar muchas cosas más! Échale un ojo al resto de nuestra papelería corporativa y sigue destacando de muchas formas diferentes.

Mostrando 1 - 3 de 3 productos
  • 20,21 €
    8 opiniones

    Características > Papel estucado de 300 gr.> Opción de plastificado.> Impresión a todo color, una o dos caras.Recomendado para tarjetas de visita o empresa. Desde 29,04 € *Precio calculado para 100 tarjetas color 1 cara

  • 0,00 €

    Características > Papel verjurado de 300 gr.> Impresión a todo color, una o dos caras.Recomendado para tarjetas de visita o empresa. Desde 32,52 € *Precio calculado para 100 tarjetas color 1 cara

  • 20,21 €

    Características > Papel kraft 300 gr.> Color negro o marrón.> Impresión a una o dos caras Recomendado para tarjetas de visita o empresa. Desde 35,43 € *Precio calculado para 100 tarjetas color 1 cara

Mostrando 1 - 3 de 3 productos

Tarjetas de visita personalizadas

Darse a conocer y que la gente sepa quién eres. Ese debe ser el pilar de cualquier empresa que quiera triunfar en su sector. Y para que te reconozcan, no hay nada mejor que empezar con las tarjetas de visita personalizadas.

Son una forma elegante de que tus clientes potenciales sepan de tu existencia. Las tarjetas de visita proporcionan cierto status y alzan a tu negocio como una empresa seria y de calidad. Porque aunque vivimos en la era de la tecnología y de la visibilidad online, también es fundamental tener un reconocimiento offline.

 A lo largo de tu carrera y de tu vida, vas a conocer a muchas personas, ya sea en reuniones, fiestas, congresos o en cualquier ocasión. Por ello es necesario llevar siempre a mano tarjetas de presentación para dar a conocer tu negocio.

Pero si la tarjeta de visita es lo primero que ven de ti, ¿ésta no debería ser un buen reflejo de tu empresa? Pues rotundamente sí. No hay segundas oportunidades, y la primera impresión es la que más cuenta. Por eso no puedes dejar que tus tarjetas de presentación sean del montón y acaben guardadas en el fondo de una cartera sin que se sepa nunca más de ellas. Por eso personalizar tus tarjeras de visita es tan importante y fundamental.  Deben ser originales y de muy buena calidad por que cómo dicen muchos ¡Una imagen vale más que mil palabras! Con Printum podrás diseñar tus tarjetas de visita online como más te guste gracias a nuestras plantillas, donde te explicamos paso a paso como crearlas. O si no, puedes contratar nuestro servicio de diseño y nosotros te haremos dos diseños diferentes, originales y basados en tu empresa para que elijas el que más te guste.

 Pero aunque el diseño es fundamental, también tienes que tienes que poner en las tarjetas. En Printum tenemos una serie de pautas para hacer tarjetas de visita llamativas, únicas y de calidad.

 

Imprimir tarjetas baratas

Lo primero, es saber qué se quiere transmitir con tu tarjeta personal personalizada. Puedes querer que tu tarjeta llame la atención por sus colores o que tenga una imagen divertida y llamativa. O puedes preferir que sean tarjetas más sobrias, más acorde con trabajos que requieren una buena presencia. Todo eso tienes que tenerlo muy claro en tu cabeza para luego poder plasmarlo en el diseño.

 Después de decidir qué es lo que quieres transmitir, es necesario escoger qué datos quieres mostrar en la tarjeta. Muchas personas deciden poner todos los datos de su empresa, lo que resulta innecesario y hace que la tarjeta se vea “sucia”, con demasiados datos. Otros pecan de carencia de datos, ya que se conforman con poner un nombre y un teléfono. Lo ideal es poner los siguientes datos de ti o de tu empresa:

  •          Logotipo o nombre
  •          Tu nombre y apellido
  •          Teléfono y email de contacto

 Ni mucho ni poco. Datos concisos que ayuden a tus clientes potenciales a localizarte sin problemas.

Tras esto, hay que entrar de lleno en el diseño es sí. Hay que tener cuidado con varias cosas, la tipografía de la letra, los colores, las imágenes, etc. Lo ideal es que tus tarjetas tengan un diseño sencillo pero llamativo. Con esto queremos decir que deben ser sencillas de leer. No pueden estar los datos de tu empresa y el diseño enmarañado, si no que a primera vista se debe poder leer los datos sin dificultad. Y de ahí, que la tipografía deba ser clara. No te excedas tampoco al poner imágenes. Que en tu tarjeta esté tu logo es algo lógico. O que haya una pequeña imagen que represente tu campo de actuación, igual. Pero no es recomendable poner tantas imágenes que sobrecargue la tarjeta en sí. Hay que encontrar el equilibrio.

 Y solo hay una última cosa que tienes que tener en cuenta a la hora de diseñar tarjetas de visita online. Las caras de la tarjeta. Puedes optar por personalizar tarjeta de visita solo por una cara. Es decir, poner todos los datos en una de las caras y la cara trasera dejarla en blanco. O puedes jugar con la personalización de ambas caras y sacarle mayor partido a tus tarjetas personales.

Y no te quedes solo en las tarjetas, ¡puedes personalizar muchas cosas más! Échale un ojo al resto de nuestra papelería corporativa y sigue destacando de muchas formas diferentes.

Recently Viewed

No products